NAVARRO.jpg
   

InterSala Las Palomas  

   

InterSala Zaragoza  

   

InterSala Tecnyconta  

   

InterSala Promesas  

   

InterSala Eder  

   

InterSala Bayo  

   

InterSala Promesas  

   

InterSala Promesas  

   

InterSala Top Makeup  

   

InterSala TrafficMarcas  

   

InterSala Promesas Torrero  

   

InterSala Vanesport  

   

InterSala Herco  

   

InterSala Iberpuertas  

   

InterSala Camden  

   

Twitter  

   

Login Form  

   

DERROTA EN LOS ÚLTIMOS SEGUNDOS

 

Se disputaba la vigésimo primera jornada en la pista del Ripollet donde se vio un partido vibrante para el numeroso público asistente, y que no defraudó al amante de este deporte. Ambos equipos salieron con la idea clara de llevarse los 3 puntos. Golpearon primero las intersalistas por medio de Maria Barcelona tras la salida de un córner que con un potente disparo, poco pudo hacer la portera local para evitar que el balón entre pegado al palo largo. El ritmo del partido seguía rápido e intenso, un desajuste en defensa propicia que las chicas de Ripollet saquen de banda cercana a la portería defendida por Carol, donde se chocan María y Carol dejando el balón muerto en el área, una jugadora local lo recoge y lanza a puerta vacía, pero Maria Barcelona detiene el disparo con la mano, penalti y expulsión por roja directa.

La jugadora local no fallaría desde el punto de penalti llevando el 1-1 al marcador.

Las zaragozanas no se arrugan ante el empate y a los dos minutos y medio se vuelven a adelantar gracias al gol de Titina, que recibe el pase de Lucía Guillen. Cuando quedan cuatro minutos de la primera parte, las locales llevan el empate a dos, resultado con el que se llegaría al descanso.

 

La segunda parte comienza como la primera, con ambos equipos bien situados en pista, sin ceder un balón y queriendo tener la posesión del balón. A los tres minutos de las locales se adelantarían donde Izarbe, portera en la segunda parte no consigue detener el disparo. Las aragonesas responden rápido, tan solo treinta segundos después, Nerea Luna roba un balón en ataque y bate a la portera local poniendo el empate a 3 en el luminoso.

Poco duró la alegría para las de Carlos Valero, ya que un dudoso penalti de nuevo por mano a los veinte segundos de hacer el empate, hizo que de nuevo las chicas del Ripollet se adelantaran en el marcador con el resultado de 4-3. Los minutos pasaban pero el ritmo alto era latente, las dos escuadras buscaban el gol que les alejara en el luminoso o el gol que llevara el empate, y fue lo segundo, la canterana Lucía Guillen puso el empate a 4.

El encuentro entró en una fase de idas y venidas, donde un fallo podría condenar a cualquier equipo con un gol en contra, los locales se acercaban con mucho peligro, pero la buena defensa o Izarbe detenían las ocasiones.

Las zaragozanas pidieron penalti por mano dentro del área, pero los colegiados colocaron el balón en la línea del área, donde las chicas de InterSala no aprovecharon bien la ocasión y el balón se fue fuera.

A falta de veinticuatro segundo para la finalización del partido, las chicas de Ripollet pusieron el definitivo 5-4 en una jugada donde una jugadora local se queda sola dentro el a´rea y bate a Izarbe.

 

Derrota dura para el equipo que mereció el empate. Nueva semana de trabajo donde el equipo quiere salir de esta dinamica negativa en resultados y conseguir los tres puntos frente al Juventut D´Elx en el pabellón La Granja.

GRUPO II SEGUNDA DIVISIÓN FÚTBOL SALA FEMENINO

JORNADA XX

 

 

 

DURA DERROTA DEL INTERSALA QUE

NO SUPO CONTROLAR EL  PARTIDO

 

 

 

INTERSALA LAS PALOMAS: 1

Lidia, Ana Sanz, María Barcelona, Sheila González, Lucía Vicente, Marta Alonso, Lucía Guillén, Nerea Luna, Carolina, Marta García, Paula  Pérez.

 

 

SP SAN VICENTE-HERCULES F.S.: 2

 

 

 

 

Goles:

 1-0 Min 7 Lucía Vicente

1-1 Min 35

1-2 Min 38

 

 

            El Intersala Las Palomas se ha acostumbrado a vivir sus últimos partidos en el pabellón de La Granja al filo de la navaja, logrando victorias en los instantes finales, pero en esta ocasión no fue posible. El equipo sufrió este sábado una derrota que no mereció pero demostró una falta de capacidad resolutiva alarmante, en un partido que debió ganar no fue capaz siquiera de empatar.

            El encuentro ante el equipo alicantino del San Vicente Hercules fue un partido duro, de más lucha que juego, sin un dominador claro, con la pelota viajando de una a otra portería con demasiada rapidez, sin la pausa necesaria para realizar buenas combinaciones y aprovechar los espacios.

            El equipo levantino comenzó creando las primeras ocasiones de peligro, que fueron bien resueltas por Lidia que defendía la portería local. El Intersala respondía con rápidas contras llevadas por los extremos que acababan en disparos de media distancia sin demasiado peligro. La estrategia de las visitantes buscaba pases largos desde la misma portería a la espalda de la defensa local, y si no era posible la sorpresa siempre finalizaban sus posesiones con fuertes disparo desde cualquier posición del ataque.

            El Intersala logró asentar su posición en la pista y en una rápida salida de presión consiguió el primer gol del partido con tres pases muy buenos al espacio y una finalización estupenda de Lucía Vicente con un disparo raso desde la izquierda que pegó en el poste contrario y acabó dentro de la portería.

            El gol apenas varió la dinámica del partido. Las visitantes seguían buscando pases largos, buscando el espacio a la espalda de la defensa local y fuertes disparo para finalizar sus ataques. El Intersala seguía buscando soluciones individuales y suyas fueron las mejores ocasiones. Un disparo de Sheila a la cruceta y un mano a mano de María que solucionó la portera alicantina interceptando en falta su incursión por la zona central. Mientras Ana sacaba casi de la línea de gol la mejor ocasión de las visitantes.

            Al descanso se llegó con la mínima ventaja local.

            La situación en la pista apenas varió con el inicio de la segunda mitad. El Intersala no tenía demasiados problemas en defensa. El San Vicente llegaba a la media cancha en ataque, sin demasiada profundidad, y sólo creaba peligro con tiros lejanos que eran bien rechazados por Carol, que defendía la portería en la segunda parte. Por su parte, el Interesala seguía buscando soluciones individuales, con rápidas internadas por los extremos, que no eran finalizadas con nuevas combinaciones a la zona central o al segundo palo, dónde sí había espacios. La mejor ocasión fue un slalon de Marta García por la zona izquierda del ataque que acabó en el palo.

                      Según avanzaba el partido las jugadoras alicantinas aumentaron su nivel de agresividad y protestas en cada acción. El equipo local no sabía controlar el encuentro. El marcador no se movía y seguían sin llegar las ocasiones, aunque la tensión se mantenía por la corta ventaja de las locales.

                      Así, apenas a cinco minutos del final una dejada a la portera local incomprensible, a un metro de la línea, Carol despeja con el pie como puede, el rechace queda muerto en el área dónde una jugadora del San Vicente remata a gol.

                      El empate no cambió la dinámica del partido. Hasta que cuando quedaban menos de tres minutos el Intersala optó por el juego de cinco. Pero las visitantes elevaron la presión y apenas se crearon ocasiones.

                      En una de estas complejas situaciones de cambio de portera una dejada de tacón del Intersala permitió un tiro franco en siete metros a una jugadora visitante que sacó un disparo estupendo que se coló cerca de la escuadra izquierda de la portería local.

                      No había tiempo para más y el partido murió con intentos postreros de tiros lejanos del Intersala que no encontraron portería ni cambiaron la victoria visitante.

                      El problema para el Intersala no es la derrota en sí. Este equipo no tiene una presión excesiva por obtener resultado y se encuentra bien asentado en la zona media alta de la clasificación. Lo más preocupante es que las jugadoras parecen haberse instalado en un estilo de juego insípido, siempre buscando soluciones individuales, sin combinaciones, sin buscar a la compañera mejor situada, sin levantar la cabeza, y eso no deja un buen sabor de boca. El Intersala es un equipo para crecer y para disfrutar juntas del fútbol sala, y hay que recuperar ese espíritu solidario en el que más fruto da la calidad individual.

DURA DERROTA

El equipo viajaba hasta Castellón en busca de continuar con la racha positiva de resultados, el equipo no estuvo a la altura y cedió 3 puntos que hubieran sido de gran importancia.
Comenzó el partido con dominio de balón de las intersalistas, pero serían las castellonenses las que se adelantarían a los 3 minutos tras un fallo defensivo, permitiendo a las locales rematar a placer en el segundo palo.
Las zaragozanas siguieron con la posesión, pero no era suficiente para empatar el partido, Lucía Vicente pudo empatar, pero su remate se fue desviado, al igual que Maria Barcelona, que no llegó a rematar cuando la portera local estaba vencida.
A falta de 4 minutos, una falta cerca de media pista, el dueto arbitral decidió acercar más a la portería aragonesa, que de potente disparo las locales hacen el 2-0, resultado con el que se llega al descanso.

Tras el paso por vestuarios, Bisontes espera a media pista, con el resultado a favor, pero cuando no es el día, los equipos rivales no perdonan, de nuevo un error en la salida de balón a los dos minutos de la segunda parte, permite a la castellonense batir a Carol para hacer el 3-0 y ahondar más en la herida intersalista.
Con la obligación de remontar, las aragonesas suben la presión, circulación de balón más rápida pero sin la efectividad suficiente para recortar distancias, con ocasiones aisladas sin ningún premio.
Cuando restan siete minutos para la finalización y tras un saque de banda, Bisontes hace el 4-0.
InterSala juega con portero jugador buscando entrar en el partido a falta de cuatro minutos, posesión total del balón sin apuros y con la misma tónica de cara al gol, hasta que con un minuto para el final Marta García filtra un preciso pase a María Barcelona que bate a la portera local, un gol que llega tarde y maquilla el resultado.
Nueva semana de trabajo, donde toca reflexionar sobre el último partido y para preparar el choque frente al San Vicente Hércules.

GRUPO II SEGUNDA DIVISIÓN FÚTBOL SALA FEMENINO

JORNADA XVIII

 

LIDIA HACE UN MURO EN LA PORTERÍA Y

EL INTERSALA GANA EN EL ÚLTIMO 

 

 

INTERSALA LAS PALOMAS: 3

Lidia, Ana Sanz, María Barcelona, Sheila González, Lucía Vicente, Marta Alonso, Lucía Guillén, Nerea Luna, Carolina, Marta García, Titina.

 

AECS L´HOSPITALET: 1

Claudia, Meritxell, Laura, Belen, Nuria, Marina, Marta, Celia, Clara y Cristina.

Goles:

0-1 Min 25 Laura Bonifoll

1-1 Min 31 Lucía Vicente

2-1 Min 39 María Barcelona

3 -1 Min 39 María Barcelona

 

 

El InterSala Las Palomas consiguió una victoria muy trabajada y muy sufrida el pasado sábado ante el equipo de L’Hospitalet en el pabellón de La Granja. Suma tres puntos más que le permiten seguir en la zona alta de la clasificación y escalar hasta el quinto puesto, a seis puntos de las dos primeras posiciones.

Al equipo zaragozano no le sentó bien la jornada de descanso ni las bajas sufridas. El recuerdo para Erika, que será operada el 12 de marzo de su lesión en la rodilla, con el que se salió al campo parece que paralizó sus iniciativas. Salió muy desconectado, con mucha distancia entre líneas y no lograba dominar el balón ni cerrar los espacios.

En los primeros diez minutos de partido las jugadoras catalanas tuvieron hasta siete oportunidades claras de marcar, solas ante Lidia, que defendía la portería del InterSala. Pero Lili salió victoriosa en todos los desafíos. Las intersalistas eran superadas en todas la pista. En defensa no había coberturas rápidas y las catalanas llegaban solas por la zona central con una simple apertura a la banda y un pase doblado. En ataque las catalanas sí cerraban los espacios y las aragonesas no sacaban partido de los duelos individuales y las jugadas acababan con disparos exteriores que eran rechazados por la defensa y la portera visitante.

La situación fue cambiando lentamente. Lidia seguía siendo un muro infranqueable para las jugadoras visitantes y aupadas por su portera las jugadoras iban superando las dificultades que les imponía el equipo contrario. Así en los últimos cinco minutos de la primera parte el InterSala contó con una gran ocasión de Sheila en un mano a mano que rechazó la portera y dos disparos de Ana que se fueron a la cruzeta y al  palo de la portería catalana. Con todo ello al descanso se llegó con un cero a cero casi milagroso.

 

En la segunda parte el InterSala salió más centrado en la pista y desde el primer momento se vio su clara intención de adueñarse del balón y llegar con más peligro a la portería visitante. Sin embargo, las jugadoras catalanas seguían muy bien colocadas en defensa, sin dejar huecos, todos los disparos encontraban un cuerpo que les rechazaba, y en modo alguno renunciaban a crear peligro en ataque.

Cuando las locales parecían haber conseguido mayor control del partido un balón largo a la espalda de la defensa por la zona izquierda del ataque, que pilló descolocada a Carol, que defendía la portería del InterSala en la segunda parte, permitió llegar sola a una jugadora de L`Hospitalet que marcó a placer.

El gol no varió los planes de los dos equipos. El InterSala seguía atacando y las catalanas se defendían con mucho orden, sin dejar espacios. Las llegadas por las bandas eran rechazadas en la zona central, pero el ritmo del partido había cambiado. Ahora eran las locales las que dominaban el balón y la presencia en ataque de las catalanas bajó mucho.

En la mitad de esta segunda parte por fin el InterSala encontró un espacio para filtrar un pase al interior del área dónde Lucía Vicente, sola ante la portera, conseguía el gol del empate.

Con el uno a uno el InterSala redoblaba el empuje ante el área visitante pero siempre aparecía una defensa y la portera para despejar los disparos.

El equipo no reblaba en su afán por conseguir la victoria y poco a poco se le fueron acabando las fuerzas a las jugadoras catalanas que se veían obligadas a parar en falta en muchas ocasiones a las locales que ahora sí conseguían ventaja en los duelos individuales y sumaban la quinta falta. Pero el marcador no se movía.

Cuando faltaban cuatro minutos para el final el InterSala optaba por el juego de cinco, aunque no conseguía sacar ventaja en su juego de ataque, ante la bien colocada defensa de las catalanas.

Al entrar en el último minuto las visitantes iniciaron una presión cerca de la portería del InterSala para impedir que entrara la portera jugadora. María rompe muy bien la línea de presión y se marcha sola hacia el área rival y es agarrada claramente por una defensa catalana.

Es la sexta falta y el doble penalti lo lanza la misma María y bate con tiro raso por la zona izquierda a la portera visitante. El esfuerzo de las zaragozanas daba fruto a sólo 54 segundos del final.

L`Hospitalet quiso jugar de cinco en el último tramo del partido pero la presión del InterSala permitió robar el balón a la capitana visitante en la zona derecha del centro del campo y María lanzó el balón que se coló en la portería ante la desesperada llegada de la defensa visitante. Era el 3 a 1 con el que se cerraba el partido. 

   

Colaboradores  

 

 

 

 

 

 

   

Contador de visitas  

181885
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
Mes
Pasado mes
Todas
24
100
397
180314
3097
5673
181885

2019-03-20 04:46
   
© ALLROUNDER